El primer paso para vender una vivienda es tomar la decisión de hacerlo. No suele ser una decisión fácil, pero cuando ya se ha tomado por los motivos que sea, toca dar el siguiente paso no menos importante: desvincularse emocionalmente de ella.

La desvinculación emocional de la vivienda es un paso que muchas personas se saltan. Algunas personas porque todavía no saben que deben hacerlo para vender mejor. Otras porque, aunque lo sepan, se lo saltan ya que les resulta complicado y piensan que venderán su vivienda de la misma forma que si lo diesen.

Para empezar, podríamos definir la desvinculación emocional de la vivienda como la asimilación interior (en la cabeza y en el corazón) de que, una vez tomada la decisión de vender, tu vivienda pasará de ser tu hogar a ser un objeto en venta que, además aspira a ser el hogar de otra u otras personas.

Por eso, es aquí donde cobra importancia la despersonalización y la neutralización de los espacios de una vivienda y, por lo que practicar Home Staging es tan importante si quieres vender o alquilar tu vivienda, porque la decoración home staging tiene siempre estos factores en cuenta.

Por tanto, si muestras tu casa a la venta con tus recuerdos a la vista (fotos de familia por ejemplo), tus objetos de aseo personales (cepillo de dientes, de pelo…), tus zapatos en un rincón, tu mascota…,la persona que la ve en internet o que la visita de esa forma no se proyecta viviendo en ella y siente que está invadiendo la intimidad de otra persona.

ANTES: Baño personalizado

Sin embargo, si el potencial comprador ve en internet y visita una vivienda despersonalizada, le apetecerá sentarse en el sofá, abrir un grifo… El comercial en la visita puede invitarle a abrir un armario, a sentarse en la mesa de la cocina o el comedor (que con una buena decoración home staging esa mesa invitará a disfrutarla…) y será más fácil que se imagine viviendo allí.

DESPUÉS: Baño despersonalizado y neutro

Finalmente, en cuanto a la importancia de neutralizar la decoración… Seguramente en su día pusiste todo tu corazón (y puede que también tu cartera) en la decoración de tu casa. Pero a día de hoy pueden ocurrir dos cosas: una, que la decorases hace mucho tiempo, por lo que será una decoración desfasada; y otra, que la decoraste a tu gusto y según tus necesidades, por lo que, a no ser que tengas un gusto muy neutro) es bastante probable que no coincida con el gusto de la mayoría de los posibles compradores ni con sus necesidades.

Con las técnicas de decoración Home Staging conseguimos despersonalizar y neutralizar una vivienda:

1. para poder hacer unas fotografías de presentación atractivas,

2. para que guste a la mayoría de la gente,

3. para que la persona que la vea y la visite se pueda imaginar viviendo en ella, que le apetezca vivir allí, porque siente que por fin ha encontrado donde establecer su nuevo HOGAR.